sábado, 17 de octubre de 2009

¿Cómo descubrir la manipulación de la información?

Este simpático video es un claro ejemplo de cómo se puede manipular la información, haciendo creer a la opinión pública que has estado en un lugar o acontecimiento, como en este caso, convirtiendo en realidad un hecho incierto.

Esta manipulación de la comunicación, que puede parecer un tanto inocente en un principio, ha sido utilizada por las personas que se encontraban en el poder para dominar con su narrativa a una audiencia pasiva que sólo podía recibir información, impidiendo así que tuvieran acceso a conocer la verdad y mucho menos que fueran protagonistas de las noticias.

Una prueba de ello es el vídeo de más abajo, donde se muestra la imbricada relación de poder, ideología clase, identidad y política. En lo que se refiere a la determinación: capacidad de los medios para influir en los comportamientos. ¿Es clara en este video la fuerza ideológica que tiene la televisión para mantener y preservar la homogeneidad de comportamientos de las audiencias?
En ciertas ocasiones todos nosotros podemos ser engañados por los que vemos, oímos o leemos. Pero los estudiosos de los medios reconocerán también que a veces la estructura misma de un mensaje mediático contiene un marco de referencia explícito o implícito que puede ser ideológico.

video

Estamos hablando de un suceso real representado en un medio de comunicación de masas: la televisión. Que sea un hecho real significa que podemos cotejar la información mediática con otras fuentes (quienes lo vivieron en directo y personas de nuestro entorno real).
En segundo lugar la construcción de significado emplea además de la televisión, una modalidad de ésta: los informativos.
El contexto social, político y económico de los hechos se centra en el año 2002 en España. Con un Gobierno democrático en el que el partido político P.P tenía la mayoría absoluta.

¿Qué diferencia al primer vídeo del segundo?

En el primero podemos descubrir la modificación narrativa porque nos hemos convertido en autores de la noticia, en el segundo en cambio, es preciso hacer un estudio de los medios, contrastar las noticias y verificar las fuentes para averiguar cuál es el fondo mismo del mensaje. Los estudiosos de los medios reconocen también que a veces la estructura misma de un mensaje mediático contiene un marco de referencia explícito o implícito que puede ser ideológico. Aunque hay escasa evidencia que permita insinuar que en las democracias los medios conspiran para engañar al público. Stuart Hall ha resumido este concepto con claridad y coherencia al decir que los medios trabajan para producir una suerte de unidad subyacente en su comprensión del mundo. A pesar de las discrepancias acerca de las representaciones mediáticas individuales, hay ciertas reglas básicas sociales (reserva discursiva), políticas, estéticas y discursivas que se aplican en todos los medios. Tenemos que recordar que un enfoque de la ideología y los medios que se base en la idea de impostura o superchería requiere una teoría de la “verdad” que sea viable.

En definitiva, nos será más fácil analizar un mensaje (y la ideología oculta), cuando nuestra posición en la información haya pasado de meros receptores de la información a productores de medios.

No hay comentarios: